viernes, 8 de marzo de 2013

Un Error Evolutivo

Soy el resultado de una cadena ininterrumpida de éxitos reproductivos desde que la primera célula eucariota apareció en la (supuesta) sopa primigenia.
Incontables generaciones de progenitores hasta llegar a mi, miles de proto-padres que utilizando en ello una parte importante de sus recursos consiguió fabricar la siguiente generación de la especie.
Y yo, soy un cul-de-sac evolutivo. Una rama truncada del árbol genealógico.
Por definición, un ser vivo nace, crece, se reproduce y muere. ¿Que decir entonces de aquellos de nosotros que no completamos el ciclo?

Quiero aclarar que digo todo esto desde un punto de vista biológico, no creo que todo el mundo deba reproducirse, es más, soy de la opinión que habría que superar un test/examen/prueba de capacitación antes de tener permiso para ser padre/madre. Porque hay gente por ahi que no merece tener hijos, ni sus hijos merecen crecer bajo la tutela de unos padres así.
Tampoco creo que la tierra necesite más humanos pululando por su superfície, seguro que si pudiera nos expulsaria a todos al espacio exterior, porque somos una fuerza destructiva y, si la teoria Gaia fuera cierta, el planeta ya habría encontrado alguna forma de eliminarnos.

Retomando el tema inicial. Soy un punto y final, el fin de una estirpe, la última de mi linea. Y a veces noto como Eva Mitocondrial me mira con cansancio a través de los siglos y sacude la cabeza.
Pero luego miro el mundo y se me pasa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada